ÚLTIMAS PUBLICACIONES
ENERO 29,2016
Codigos de Color en la limpieza

Definiciones y un poco de historia

El código de color, como se aplica a la industria de la limpieza, puede definirse como el principio de usar color para designar ciertas herramientas o procedimientos para tareas o áreas específicas. 

En la mayoría de las situaciones en que se utiliza, se seleccionan ciertos colores, con cada color denotando una tarea particular como limpieza de sanitarios y urinales o un área específica como baños.

Aunque los detalles y procedimientos pueden variar, especialmente en los Estados Unidos, hay un enfoque desarrollado por el Instituto Británico de Ciencias de la Limpieza (BICS) para profesionales de la industria y gerentes de instalaciones como ejemplo de los colores que pueden usarse para ciertas tareas:

Rojo: Para limpiar y desinfectar sanitarios, urinales y áreas de alto riesgo en baños.
Amarillo: Para limpiar regaderas, espejos y áreas de bajo riesgo
Verde: Para limpiar áreas donde se maneja y almacena la comida
Azul: Para todas las demás áreas y superficies a excepción de las marcadas con los otros colores. En los Estados Unidos, el azul es a menudo usado para limpiar vidrio y limpieza general.

Cuando se trata de código de color en la industria de la limpieza, realmente no hay un estándar universal. Esto es algo sorprendente ya que la industria ha desarrollado estándares y teoría de las mejores prácticas para todo tipo de tareas.

Aún en los hospitales donde el código de colores fue utilizado al principio y se usa de forma más generalizada, el procedimiento utilizado en un edificio puede ser distinto a otro. Una de las metas del código de color y una de las razones por las cuales se desarrolló en las instalaciones médicas es para ayudar a evitar errores y promover la seguridad y el entrenamiento.

Por ejemplo, en algún momento las inyecciones intravenosas llenas con cloruro de sodio y cloruro de potasio se veían exactamente iguales. El problema es que el cloruro de potasio usado por error podía causar una falla cardiaca e incluso la muerte. Ahora, estos productos tienen código de color para evitar los errores. 

Las instalaciones médicas han extendido el uso de código de color de la identificación de una sustancia a una amplia variedad de usos, incluyendo:

  • Máquinas de lavado con color para designar qué tipo de productos se lavan en ellas
  • Los pacientes utilizan pulseras de color para alertar a los cuidadores sobre si pueden o no aceptar transfusiones de sangre, qué alergias sufren y si tienen orden de no-resucitar.
  • Las bolsas rojas se usan para indicar desechos peligrosos.