ÚLTIMAS PUBLICACIONES
ENERO 08,2016
No hay problema?

No hay problema?


Hablemos sobre esta frase y su uso frecuente. Es muy común en las conversaciones de la cultura estadounidense el decir “oh…. No hay problema” mientras que la intención de esta frase es no ser negativa, muy frecuentemente esta se usa en forma displiscente o puede ser interpretada incorrectamente. Lo que la persona quiere decir es: “No es un problema para mí cuidar de eso”. Lo que puede sonar como: “Bien, normalmente es un problema, pero en este momento cuidaré de eso.”

Haga este ejercicio con sus amigos y familiares, lleve una cuenta de cuántas veces utiliza esta frase y cuándo. En ocasiones cuando usted normalmente utilice la frase cámbiela por “con gusto,” “estoy contento de cuidarlo por ti,” o “me da gusto ser de ayuda.” Usted se asombrará de la diferencia en las respuestas que reciba. Casi de inmediato notará un sentimiento de calidez de cuidado.

 

Escuche con cuidado cómo responde a las peticiones de su cliente y note la diferencia que este simple cambio de frases hace a su comunicación. Cuando usted escoge el cuidado y nutrir las respuestas a las peticiones de sus clientes, ellos sentirán cómo usted realmente está interesado en ellos y en sus necesidades en lugar de los inconvenientes que sus peticiones puedan causarle. En algunos lugares este cuidado ha llevado a un largo camino en la retención del cliente, es cuando el cliente llama con una solicitud especial de cambio de horario o un servicio adicional. Pruebe diciendo: “Sr. López , estamos contentos de que podamos hacer el cambio” o “Sra. Susana, con gusto tendremos cuidado con esto.” Vea si puede escuchar en la voz de la Sra. Susana, su gozo al sentirse tan importante. Estas respuestas irán más lejos que la común: “Está bien, no hay problema.”